miércoles, 29 de octubre de 2014

Cupcakes de mango sin gluten

Gluten free...

La semana pasada decidimos juntarnos para cenar un@s amig@s. Dado que dos de ell@s no pueden comer gluten, encontrar un restaurante con una carta adaptada era complicado, así que les propuse celebrar la reunión en mi casa. Les pareció buena idea, por lo que me puse manos a la obra y elaboré un menú apto para tod@s l@s asistentes. Fue un poco complicado pero al final, entre mi hermana y yo, conseguimos unos platos deliciosos que sentasen bien a todo el mundo.  
Y he de admitir que, en esta ocasión, mi hermana fue de gran ayuda. Os aseguro que si no hubiese sido por ella aún estaría preparando la cena... Además, hizo para la cena unos carteles con los nombres de cada plato muy bonitos y que triunfaron entre l@s presentes. Se nos olvidó echar fotos de la mesa, pero al final de la noche, cuando estábamos recogiendo, vi que había sobrado un poco de uno de los platos y decidí fotografiarlo con mi móvil


¿A qué mi hermana es una artista? Preparó los carteles, elaboró la mayor parte de los platos, se bebió toda la cerveza alemana,... ¡Toda una joya! ;) Pero lo que sí que puedo adjudicarme yo es la elaboración del postre. Basándome en la receta del libro de Postreadicción preparé estos cupcakes de mango sin gluten.

Cupcakes de mango sin gluten

Era la primera vez que preparaba una receta de repostería sin nada de gluten. Por suerte no fue difícil encontrar los ingredientes y, para ser los primeros cupcakes "gluten free" que elaboraba, estaban aceptables (incluso muy buenos, según me comentaron).
Llevaban más de un kilo de mango. Y es que no tenía mango en pasta para añadirle a la masa y la crema de queso, así que tuve que improvisar mi propia pasta de mango. Y ¿habéis comido alguna vez esta fruta? Es una guarrada deliciosa con ese caldo pegajoso que se desprende de la pulpa mientras la cortas o la muerdes... 
Como podéis intuir por mis palabras no fue una buena experiencia, pero me divertí y estoy segura que los volveré a repetir pronto (aunque esta vez me hago con un pedazo de bote de mango en pasta). 

Y ahora el momento de la canción. Esta vez ha sido difícil, y no porque no supiera con qué acompañar a estos cupcakes, sino porque mis gustos musicales (como habéis podido observar) son variados y en muchas ocasiones algo... raros. Algunas de las canciones que me gusta escuchar llevan el "explicit" junto a ellas o tienen unos videoclip fuera de lo común. Por eso, en algunas ocasiones me resulta un poco complicado. Sin embargo, no quiero dejar de compartir con vosotr@s este tipo de canciones (algunas merecen la pena ser escuchadas). Pero no os preocupéis, porque avisaré si la canción o el videoclip son considerados para "adultos". 
En este caso en concreto, a pesar de que la canción que he escogido tiene un videoclip bastante raro no tiene nada que deba ser escondido de ojos (u oídos) inocentes. Se titula My secret friend y el artista que la interpreta es IAMX (acompañado en esta ocasión por Imogen Heap).

Take me to the river...



No hay comentarios:

Publicar un comentario