sábado, 22 de marzo de 2014

Tarta Juego de Tronos

Winter is coming...

El miércoles fue el santo de mi hermano mayor y, como no desaprovecho ninguna ocasión para preparar una de mis dulces creaciones, decidí hacerle una tarta. Ya le hice una para su cumpleaños, pero el resultado fue un poco desastroso (las prisas que no son buenas consejeras); así que ésta vez la he hecho con tiempo y procurando que todo salga bien. Y la verdad es que, a parte de un dolor de espalda y un ojo palpitante, todo ha salido bastante bien. 
La idea para la tarta me la dio él, pero hasta que no se la he entregado no tenía ni idea de cómo iba a ser. Y por su expresión creo que le ha gustado bastante. Espero que esta tarta de Juego de Tronos también sea de vuestro agrado. 

Tarta Juego de Tronos

En una tarta de Juego de Tronos está claro que no puede faltar el trono. Pero ya hay muchas tartas así, por lo que yo buscaba algo diferente, y la inspiración me vino mientras ojeaba imágenes de la serie. Adoro los dragones (aunque agradezco que sean simple leyenda), así que mi tarta tenía que llevar un dragón. Para ser sincera el número de dragones fue variando con el paso de los días, pero al final la sensatez tomó partido y decidí modelar sólo uno. Pero como en Juego de Tronos hay tres dragones, pensé que sería buena idea colocar dos huevos para completar el trío.

Huevos de dragón

Os aseguro que si hubiese tenido que modelar tres dragones, ahora estarías leyendo mi epitafio. Me gusta mucho cómo ha quedado, pero aquí nuestro amigo alado me ha tenido dos días sumida en el estrés. 

Dragón

Las alas han sido lo más complicado de modelar. Es que son extremadamente finas, y además, llevan alambres para hacer la forma de los dedos, por lo que son muy delicadas y se rompen con mucha facilidad. Pero la verdad, es que estoy muy orgullosa del resultado.
Y hay algo más en la tarta que apenas se ve pero que merece una mención especial. Me refiero al trono, por supuesto. El dragón no es muy grande, pero sí lo suficiente como para tapar parte del real asiento. Pero no os preocupéis porque, en cuanto terminé el trono, hice fotos.

Trono

Ha quedado imponente, ¿verdad? Las espadas están hechas una a una (aunque por suerte no cortan) y, dentro de lo humanamente posible, he intentado ser lo más fiel posible al original. Lo bueno de esto es que he podido estrenar el colorante plateado que había comprado hacía unas semanas. Ni os imagináis cómo cambia la tarta con una mano de pintura (comestible, por supuesto).
En fin, añadir que el bizcocho bajo el trono es de ron y la crema de mantequilla con la que está relleno es de color rojo sangre (para ser más fiel aún a la serie). Ah, y otro detalle que se olvidaba: el coco. Es decir, la nieve bajo el trono. Ésto fue una idea de última hora y ha sido todo un éxito. Lo que no ha sido un éxito ha sido cómo ha quedado mi ordenador tras terminar la tarta. He tenido que limpiarlo con toallitas desengrasantes. Puede que sea un mini, pero está aguantando mis incursiones en la cocina como todo un valiente.

Tranquil@s que no me enrollo más (yo es que, a veces, cuando empiezo no puedo parar...). Aunque aún tengo que compartir con vosotros la canción que he escogido para esta ocasión. Y dicha elección no ha sido nada difícil. Ésta ha sido una de esas veces que lo tengo claro como el agua. Una tarta con esta presencia se merece una canción a su altura, por eso Butterfly Caught, de Massive Attack es la mejor opción. Además, este grupo británico es mi favorito y ya estaba tardando mucho en aparecer.

Bite my lips...


4 comentarios:

  1. Pero niñaaa!! que manos tienes!!! Es espectacular el resultado. Te ha tenido que dar un trabajo de aqui te espero pero merece la pena, no? En realidad a mi me daria mucha pena tener que comerla pero si dices que tenia (lo pongo en pasado porque me da a mi que ya no quedan ni los alambres) sorpresa en el interior.....
    Eres una artistaza corazon!! Besazos achuchaos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! :) Pues aún está entera la tarta, porque mi hermano no se atreve a cortarla... Pero te aseguro que en cuanto partamos el primer trozo, va a volar enterita ;)

      Eliminar
  2. Pero qué barbaridad. Si ésto es una obra magistral! Definitivamente cada día vas superándote más y más. Enhorabuena. María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta semana estaba inspirada y con cada tarta, la técnica y la creatividad van mejorando. Aunque he de confesar que empecé a elaborarla muerta de miedo (no esperaba que quedase tan bien...)

      Eliminar