jueves, 29 de enero de 2015

Tarta para un motero

Dulce velocidad...

La semana pasada entregamos una tarta para un cumpleaños. El homenajeado es un amante de las motos, por lo que la temática de la tarta estaba clara. Sin embargo, como siempre pasa con este tipo de repostería, intentamos que fuese lo más personal posible. El año pasado ya le regalaron una tarta con una foto de su moto, así que este año le tocaba al casco. Pero como nosotras no utilizamos fotos en nuestras creaciones, le dimos nuestro toque personal y le hicimos esta Tarta para un motero

Tarta para un motero

La persona que nos la encargó fue bastante concreta con los detalles que quería que incluyésemos en la tarta (casco, luna y bandera). Nadie mejor que un/a buen/a amig@ para conocer lo que más nos gusta :) Pero hay otros detalles (como las iniciales en la parte trasera del casco) que la hacen aún más personal.

Detalles Tarta para un motero

La idea de que la tarta tuviese forma de rueda fue de mi hermana. A mi me pareció un buen plan y la verdad es que el resultado quedó genial. Últimamente la benjamina de esta singular sociedad está que se sale ;) Sin embargo a mi, lo que realmente más me gusta de esta tarta es... ¡la luna! Me parece una monada con sus cráteres y sus mares.  

Y una tarta cañera y amante del asfalto necesita una canción a su altura. Y, por supuesto, la tengo :) Se trata de Life is a Highway de Rascal Flatts. Y a falta de videoclip, marchando un directo.

There's a world outside every darkened door...

No hay comentarios:

Publicar un comentario