jueves, 9 de octubre de 2014

Tarta Pantone

Para gustos, colores...

Los aniversarios son una celebración muy especial. Cada vez que conmemoramos esa fecha importante que marcó un día en nuestra vida, lo anclamos a nuestra memoria más profundamente, consiguiendo que se convierta en parte de nosotr@s mism@s. Así que imaginaos si dicho aniversario es el de nuestro nacimiento (aunque éste precisamente nosotr@s no lo recordamos). 
Un cumpleaños no es cosa tonta. Cumplir un año más supone 365 días más que añadir a nuestra experiencia, a nuestro álbum mental de recuerdos (buenos y malos), somos un año más viej@s pero también un año más madur@s. 
Cumplir un año más también es el comienzo de un nuevo camino, el inicio de otro año más en el que poder cumplir nuestros deseos, de probar cosas nuevas, de volver a disfrutar de aquello que tan felices nos ha hecho... 
En definitiva, la celebración de un cumpleaños es la mejor y única manera de festejar que un día llegamos a este mundo dispuest@s a formar parte de él... Por eso, soy de las que opina que un cumpleaños hay que celebrarlo (se cumplan los años que se cumplan).
Pero para homenajear el día de nuestro nacimiento no hace falta preparar grandes fiestas o recibir caros regalos, sino colocarnos delante de un espejo (o el cristal de un escaparate) y decirnos a nosotr@s mism@s: "¿Te das cuenta de lo únic@ que eres? Nadie, absolutamente nadie, nació con tu mismo ADN, el mismo día y a la misma hora. No olvides hacérselo saber al mundo aportando un pedacito de esa información genética que contienes."  
Pero también hay que ser conscientes de que cada día es el cumpleaños de miles de personas, de las cuales estoy segura que conoces a alguna y a las que puedes alegrarles su aniversario de nacimiento. Y eso es lo que he querido hacer yo en esta ocasión.
El 1 de octubre fue el cumpleaños de una amiga a la que tenía que compensar (por dejarle tantos cafés colgados...), así que pensé que, en lugar de comprarle algo hecho por otra persona (o máquina), podría hacerle algo yo misma. Y supongo que sabéis qué fue lo que decidí hacer ¿no? Pues sí, una tarta, y más concretamente una llamada Tarta Pantone®.

Tarta Pantone

¿Por qué Pantone®? Pues porque Tere es una artista a la que le encanta el mundo de las artes plásticas. Lo mismo te hace una fotografía sacando la belleza de paisajes a los que antes no habías hecho ni caso, que te pinta un pedazo de camiseta. ¿Queréis ver una muestra? Pues aquí os dejo algunos de los gatitos que adornan mi delantal.

Detalle delantal

Pensad que todo el delantal está lleno de estos divertidos gatitos... ¡todo un trabajazo! Por eso, yo he querido también hacerle algo original con lo que se pudiese identificar.
Conseguir en la tarta la gama de colores de cada tonalidad (que van de menos a más intenso) fue bastante difícil, ya que debía conseguir cierta diferencia entre un color y otro pero sin que fuera demasiado exagerado. Os dejo una foto para que veáis de qué hablo. 

Detalle Tarta Pantone

Pero además hay algo más que pensé que le gustaría. Y es que, un día le "presté" unos cake pops para que los probará. Por supuesto no me los devolvió ;) porque le gustaron tanto que estuvo a punto de ni siquiera compartirlos con su familia... Por eso esta tarta está coronada con estos tres divertidos cake pops.

Detalle Tarta Pantone

Es como si les hubiese caído pintura por encima y estuvieran goteando :) Un efecto divertido y delicioso. Comentaros también que bajo esa "pantoneada" pasta de azúcar había un bizcocho de chocolate relleno de crema de café. Un experimento que espero que le haya gustado.

Y para esta tarta una canción con la que llevo obsesionada desde que la escuché por primera vez (mi hermana ya hasta me riñe cada vez que la pongo). Se trata de Chandelier de Sia. Además, el videoclip me encanta :) 

I'm going to live like tomorrow doesn't exist...




4 comentarios:

  1. Jejeje, ¡no había visto esta entrada hasta ahora ¡la pasé totalemente por alto! Buscando en internet alguna imagen de Pantone ya la entiendo mejor. Desde luego la idea es muy curiosa.
    En cuanto a la canción... creo que ya sé por que te gusta tanto el videoclip... :-)
    María

    ResponderEliminar
  2. Por cierto. Un videoclip muy apropiado para una artista ¡no me digais que no!
    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi el vídeoclip me encanta tanto o más que la propia canción 😊

      Eliminar
    2. Gracias por responderme dos veces lo mismo para que me quede claro. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA :-D

      Eliminar