jueves, 19 de junio de 2014

Receta pastelitos de calabacín y queso


Con esta receta estreno nueva sección en el blog. 
Sé que hasta ahora, todo lo que había compartido con vosotr@s (tanto creaciones como recetas), eran dulces. Sin embargo, también suelo meterme en la cocina para preparar recetas saladas, por lo que he pensado que también podría compartir mis experiencias más haya de la repostería.
El otro día preparé unos pastelitos de calabacín y queso tan deliciosos (y no sólo lo digo yo) que decidí escogerlos para inaugurar este rinconcito salado en mi blog. Su elaboración es muy parecida a la de unos cupcakes y los ingredientes se pueden encontrar en cualquier supermercado.  

La preparación

Recordad que antes de comenzar a elaborar cualquier receta, debéis preparar los ingredientes y los utensilios que necesitéis para que no surjan imprevistos.

Utensilios:

- Rallador
- Bol grande
- Batidora de varillas
9 moldes de silicona

Ingredientes:

- 60 ml de aceite de oliva
- 60 ml de leche
- 2 huevos
- 130 grs de harina
- 60 grs de queso curado
- 60 grs de queso emmental
- 1 cucharadita de albahaca
- 1 cucharadita de menta
- 60 grs de calabacín
- Sal y pimienta
- 1 cucharadita de levadura



*Con estos ingredientes obtendréis unos 9 pastelitos.

La elaboración

- Coloca 9 cápsulas de silicona en una bandeja para horno.

- Ralla el queso curado y el emmental y resérvalos (ten cuidado de no rallarte también los dedos). Ralla el calabacín (escurriendo el exceso de agua) y reserva. 

- En un bol grande, bate el aceite, la leche y los huevos. 


- Añade la harina y bate. Incorpora el queso curado y el emmental y bate. Agrega la albahaca y la menta y bate (espero que no estéis maread@s de tanto batir...).


- Añade ahora el calabacín escurrido y vuelve a batir. Salpimenta al gusto y bate. Agregar la levadura y bate por última vez.

- Distribuye la masa en las cápsulas y hornea a 180ºC durante 20 minutos. Recuerda que el horno debe estar caliente cuando metas la masa, por lo que conviene que lo enciendas unos minutos antes de comenzar a hornear (para mi horno, con unos 5 minutos es suficiente).


- Saca la bandeja del horno y deja enfriar los pastelitos en sus moldes durante unos minutos.

- Desmolda los pastelitos y ¡listos para comer!


La presentación

Estos pastelitos están realmente buenos cuando aún están templados, así que te recomiendo que no te entretengas en presentaciones muy elaboradas (ten en cuenta que ya han estado un tiempo enfriándose en sus moldes). Quizás, más que la presentación, el acompañamiento es más importante en este caso. Por ejemplo, servirlos junto con un buen vino tinto o champagne/cava (lo sé, parece exagerado, pero todo depende de la ocasión).

Pastelitos de calabacín y queso
  
Vaya, me he dado cuenta de que he publicado la entrada sin añadir la canción... ¡Menuda cabeza tengo! Pero no hay problema, porque ahora mismo la edito y listo :)
Y no es que no tenga canción para esta receta, es que tengo la cabeza en tantas cosas que después se me olvida todo... Lo que no se me olvida es la sensación que me hace sentir cada una de las recetas que preparo y por eso, para estos pastelitos he escogido a Jorge Drexler y su canción Hermana duda. Un ritmo y un sabor que combinan a la perfección :)

Hermana duda dame un respiro...






2 comentarios:

  1. Peque, me encanta todo lo que haces. Tanto lo dulce como lo salado, tanto tu narrativa (siempre con tus gracietas) como tus canciones.... Se nota que te gusta lo que estas haciendo y te aseguro que lo plasmas. Un abrazote inmenso!!!
    Por cierto! intentaré hacer los pastelitos, tienen una pinta que pa qué. MUAKSSS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! La verdad es que estoy disfrutando todas y cada una de las cosas que hago 😄 Y no dudes en probar los pastelitos porque están esponjosamente buenos...

      Eliminar