lunes, 2 de junio de 2014

Cupcakes de vainilla para veganos

Apto para público más delicados...

Mientras preparaba el encargo para la Comunión en rosa, me preguntaron si había algo de lo que estaba elaborando que no llevara huevo. Por desgracia, las galletas, los cakepops y la tarta lo llevaban entre sus ingredientes, y dado que no tenía tiempo, no pude ofrecerle nada alternativo. Sin embargo, desde entonces he estado dándole vueltas a la cabeza. Sé que hay mucha gente con alergias alimentarias e incluso con estilos de vida que excluyen ciertos tipos de alimentos en sus dietas. Por eso, he decidido realizar una receta adaptada. 
En este caso, y en respuesta al problema que se me planteó durante la comunión, he elaborado unos cupcakes de vainilla para veganos; es decir, una receta sin productos de origen animal (por lo tanto, sin huevo y sin leche). 

Cupcakes de vainilla para veganos

Lo bueno que tienen estos cupcakes es que los productos con los que se elaboran son asequibles. En el caso del bizcocho, tan sólo hay que utilizar leche de coco y aceite de girasol. Y para la crema, grasa vegetal en lugar de mantequilla. Incluso he puesto nombre a esta nueva crema. Dado que he utilizado grasa vegetal de la marca Crisco para elaborarla, la he rebautizado como criscocream (en lugar de buttercream). Lo sé, es una tontería, pero es que a veces mi cabeza piensa demasiado...

Presentación

Lo curioso es que están asombrosamente buenos de sabor (yo no tenía muy buenas expectativas), y con la grasa vegetal, la criscocream obtenida es de un blanco tan bonito que no fui capaz de teñirla de ningún color... No sé, lo mismo me aficiono y la elaboro más a menudo, para los cupcakes "normales". El único problema es que no se endurece como la crema de mantequilla.

Minicupcakes de vainilla para veganos

Ha sido una buena experiencia que repetiré pronto (aunque puede que experimente con alguna fruta para darle un sabor diferente).

Y dado que esta receta se trata de un experimento que ha acabado con éxito, he querido acompañarla de otro experimento, aunque en este caso musical. Hace unos años escuché que otra actriz se había lanzado a cantar y la busqué para escucharla, pensando que sería otra decepción más. Sin embargo, Emmy Rossum fue toda una grata sorpresa y su canción Slow me down se convirtió en una de mis imprescindibles.

I'm ready to fall...


2 comentarios: