lunes, 17 de febrero de 2014

Tarta mágica

Nada por aquí, nada por allá...

Hace una semana recibí un encargo muy especial. Una amiga de la infancia quería regalarle a su hermano una tarta sorpresa por su cumpleaños; así que me llamó y entre sus ideas y mi imaginación conseguimos obtener una tarta mágica capaz de reflejar las dos pasiones de su hermano pequeño: la magia y la medicina

Tarta magia y medicina

¡Tachán! Todo un espectáculo de azúcar :) Pero es que además, para rematar la función, el bizcocho que forma la chistera es de zanahoria (para que el conejo no pase hambre...). Insuperable en sabor y textura, sobre todo si va acompañado de crema de queso (como en este caso). 

Y ahora el momento de los detalles. En primer lugar, el famoso fonendoscopio tan característico de l@s médicos.   

Detalle fonendoscopio

Estoy segura de que ir al médico no nos daría tanto miedo si nos recibieran con este fonendoscopio colgado del cuello, ¿no? 
Y el otro detalle que quiero mostraros es el de las cartas de póquer, porque tienen truco... En ellas aparece la edad que cumple nuestro joven mago. 

Detalle cartas de póquer

La verdad es que he disfrutado mucho elaborando esta tarta. Y por lo que me han dicho, el homenajeado también ha disfrutado mucho de su sorpresa. Y como esta tarta ha hecho feliz a tanta gente, tenía claro que quería una canción divertida y refrescante para ella. Así que he decidido escoger una canción de William Pharrell, con nominación al Oscar incluida, titulada Happy.

Sonríe y sé feliz...   


No hay comentarios:

Publicar un comentario